10 COSAS QUE NO SABÍAS SOBE EL ZORRO ÁRTICO

El zorro ártico son sin duda criaturas fascinantes, no solo por la belleza de su pelaje o su cola, sino por su gran capacidad para sobrevivir en casi cualquier ambiente, desde la tundra ártica hasta el desierto, es junto por esto que los zorros se han convertido en criaturas místicas a lo largo de la historia de la humanidad, atribuyendo a estos poderes y conocimientos extraordinarios.

Incluso en los relatos de muchas de las culturas podemos ver cómo son considerados como guías espirituales y grandes sabios.

10 COSAS QUE NO SABIAS SOBRE EL ZORRO ÁRTICO O ZORRO POLAR

EL ZORRO ÁRTICO O POLAR

Si nos vamos a épocas más cercanas, podemos notar como los autores también a retomado a el zorro como un personaje de el que todos debemos aprender grandes cosas, en algunas ocasiones lo pintan como un animal atrevido y engañoso. 

Pero en muchas otras se centran en exaltar las características de la personalidad de esta criatura que más nos han fascinado, como su gran capacidad para salir de cualquier lio, su incansable asombro por la vida, su perseverancia y su sabiduría.

Sea cual sea la razón por la que estos peludos amigos llamen tu atención, estamos seguros que aún hay muchos datos sobre ellos que no conoces, y que dejarán maravillado. 

En esto ocasión nos centraremos en el zorro ártico, porque realmente nos parece fascinante como es que este pequeño animal que no es ni el más feroz ni el más grande del mundo ha sido capaz de sobrevivir incluso en uno de los ecosistemas más extremos de nuestro planeta. 

Así que aquí te dejamos las 10 cosas que no conocías sobre el zorro ártico o zorro polar.

ZORRO POLAR

1. HERMOSO Y CÁLIDO PELAJE

El pelaje de los zorros ha sido una de los objetos más codiciados, y es que zorro ártico posee uno de los pelajes más cálidos del mundo animal, especialmente de los mamíferos.

2. EL MÁS ADAPTABLE

Ya hablamos de su gran capacidad para sobrevivir, pero esto es tan fascinante en el zorro ártico que es capaz de soportar temperaturas de hasta -50 grados Celsius antes de que su metabolismo comience a activarse para tratar de calentar su cuerpo.

3. PATITAS SUAVES

Esto no lo decimos únicamente por que están cubiertas de su cálido y hermoso pelaje, sino porque son pequeñas. Los zorros árticos son pequeños y tiene las patas cortas y robustas para que así estén cerca del suelo, lo que les permite soportar los fríos vientos del ártico.

Adicionalmente tiene pelaje debajo de sus patas, lo que les ayuda a no resbalar sobre el hielo.

4. BOLITAS DE PELOS

Si, nuevamente estamos usando un diminutivo porque nos referimos a su tamaño, y es que el zorro ártico es el miembro más pequeño de la familia de los cánidos que podemos encontrar en la naturaleza del ártico canadiense.

5. TODO A MEDIDA

El zorro polar como también lo llamamos, posee unos ojos, hocico y orejas más pequeños que otros miembros de su especie como protección adicional contra el frío.

6. EXCELENTES CONSTRUCTORES

No lo decimos al aire, ya que la madriguera de un zorro ártico puede llegar a tener docenas de entradas y estar tan bien hechas que puedan albergar a generaciones completas de estos.

7. LEALES

Al contrario de lo que en muchas de las historias y fábulas podemos encontrar, la verdad es que el zorro es una animal bastante fiel y leal, de hecho el zorro polar solo tiene a una pareja de por vida.

8. CROMÁTICOS

El zorro del ártico tiene la gran habilidad de camuflarse con el ambiente en el que se encuentre. Así es como cambia el color de su pelaje en invierno para mezclarse perfectamente con la nieve se vuelve de un blanco casi perfecto, mientras que en verano tiende hacia el marrón.

9. SUPERSÓNICOS CAZADORES

El  zorro polar tiene un oído increíble, y esto lo ayuda a sobrevivir y cazar en la  fría nieve, y es que pueden escuchar y ubicar a su presa gracias a que escuchan los sonidos que hacen incluso bajo la nieve, luego saltan y se lanzan como una flecha en la nieve para cazar.

10. CUIDAN SU FAMILIA

Es bien sabido que en el mundo animal los crías tiene que dejar el nido para nunca más volver, pues aquí el zorro ártico juega con el tema, y es que a pesar de que pueden llegar a estar aislados a menos de que tengan una pareja o crías. Las hembras a menudo después de salir de la madriguera, llegan a visitar a sus madres más tarde y es que son capaces de reconocerse por el aroma.